Iósif Stalin

Iósif Stalin en el poder

Iósif Stalin gobernó la Unión Soviética durante más de dos décadas instaurando el llamado Reino del Terror. Una vez en el poder, como Secretario General del Partido Comunista y tras la muerte de Vladimir Lenin se convirtió en dictador de la URSS. Llevó a cabo una rápida industrialización del país y la colectivización económica en el campo. Esta política convirtió a Rusia en una potencia industrial.

Durante el Reino del Terror de Stalin, millones de soviéticos murieron por hambruna mientras que muchos otros, sobretodo opositores del gobierno, fueron enviados a campos de trabajo o gulags o directamente ejecutados. El Ejército Rojo de Stalin ayudó a los aliados a derrotar la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Primeros años – Revolución Rusa

El 18 de Diciembre de 1879 nace en Gori, Georgia, Iósif Vissarionovich Dzugashvili, más tarde conocido como Joseph Stalin. Un chico frágil y enfermizo que constantemente recibía palizas de su beodo padre que hicieron que desde la infancia, Stalin desarrollara una escasa compasión y elevada crueldad con aquellos que se le cruzaban.

En 1898 comenzó su andadura política y revolucionaria en una organización que pretendía la independencia georgiana de Rusia, denominada Messame Dassy, donde comenzó a sumergirse en las ideas de Marx y Lenin.  Más adelante en 1901 se unió al Partido Laboral Social Democrático en el cual dedicaba su tiempo a ensalzar el movimiento revolucionario, esta dedicación le llevó al arresto y al exilio a Siberia en numerosas ocasiones durante la Revolución Rusa. Fue durante la misma que adoptó el nombre Stalin que en ruso significa acero.

Aunque no era un gran orador como Lenin, ni un potente intelecto como Trotsky, Stalin destacaba en todo tipo de operaciones mundanas durante la revolución, organizando meetings, golpes e incluso robos a bancos.

Revolución Bolchevique

En Febrero de 1917 la Revolución Bolchevique comenzó y para Marzo el Zar Nicolás II había abdicado. Los bolcheviques apoyaron en primera instancia a un gobierno provisional pero ante la decisión de éste de continuar la batalla con Alemania durante la Primera Guerra Mundial, tomaron armas y formaron la Guardia Roja (A la postre Ejército Rojo) y derrocaron al gobierno dirigidos por Vladimir Lenin y un joven Stalin en segundo plano.

Llegada al poder – Líder del Partido Comunista

Tras la caída del gobierno provisional, se produjeron sangrientas disputas para determinar quién gobernaría la Unión Soviética. En 1922 fue Stalin el que consiguió hacerse con la Secretaría General del Partido Comunista, aunque por aquel entonces no era un puesto muy significativo le catapultó al poder tras la muerte de Lenin en 1924.

Con Lenin muerto, Stalin comenzó a destruir la cúpula de líderes del antiguo partido buscando obtener un poder dictatorial. Primero comenzó con exilios forzados a intelectuales opositores como Leon Trotsky y más adelante la paranoia de conspiración de sus opositores le llevó a ejecutar y dar comienzo al Reino del Terror.

Durante su estancia en el poder Stalin potenció enormemente la industria rusa, promoviendo una rápida industrialización y la centralización de la agricultura lo que convertía a la URSS en una potencia emergente. Los métodos utilizados para ello desgastaban enormemente al pueblo llevando a muchos a morir de hambre.

Gulags rusos

El exilio, ejecuciones o el envío a los gulags fueron una constante durante todo el mandato de Stalin, destacando la “Gran Purga” de 1937 en la que se ejecutaron a millones de personas supuestas enemigas del gobierno. Numerosos oficiales del Ejército Rojo fueron asesinados durante este periodo.

Papel en la Segunda Guerra Mundial

Conforme se acercaban las nubes de guerra sobre Europa Occidental en 1939, Stalin ante el infructuoso intento de establecer una alianza con Reino Unido y Francia, Stalin firmó un pacto de no agresión con Adolf Hitler. Stalin convencido de la integridad del Führer no hizo caso a las advertencias de sus comandantes que le indicaron que Alemania estaba movilizando sus tropas hacia el Este.

Cuando las tropas alemanas atacaron Rusia, el Ejército Rojo no estaba preparado y sufrió numerosas derrotas e infinitas bajas. Para colmo las purgas de la década de los 30 realizadas sobre el Ejército Rojo habían dejado prácticamente inoperativas muchas facciones del ejército.

Se crearon nuevos cargos y se comenzó a presentar batalla a los alemanes. Comandantes como G. Zhúkov lideraron el esfuerzo heroico por parte de los soviéticos para infligir la primera derrota a los tanques del Tercer Reich en 1941 cuando les vencieron en Moscú.

La acción alemana se tornó hacia Stalingrado, la ciudad del dictador ruso donde el Ejército Rojo volvió a vencer a las fuerzas del Eje en 1943. Para el año siguiente, las tropas rusas ya se dirigían hacia Berlín liberando ciudades en el Este de Europa.

Fin de la Guerra – Conferencias de Paz

Una vez estabilizado el frente en el Este a favor de los rusos, Stalin solicitó a Churchill y a Roosevelt la apertura de un nuevo frente por el Oeste, esta acción se hizo esperar pero finalmente en Junio de 1944 tuvo lugar el desembarco de Normandía. El comienzo del final de la guerra que llegaría un año más tarde.

En Julio de 1945 se reunieron los líderes de las potencias aliadas, Stalin, Churchill y Roosevelt para discutir cómo se administraba Europa tras la guerra. Obsesionado con la amenaza de invasión desde el Oeste, Stalin estableció una barrera entre los países soviéticos pertenecientes a la “Madre Rusia” y Europa.

Conferencia de Postdam

Esto se interpretó como un intento por parte de Stalin de llevar el comunismo a Europa por lo que surgió la Organización del Tratado del Atlántico Norte para oponerse a dicho movimiento. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial daría comienzo unos años más tarde la conocida como Guerra Fría, una época de elevadas tensiones entre EEUU y la URSS.

Ver Fin de la Segunda Guerra Mundial

Muerte y legado

Aunque su popularidad lograda gracias a los éxitos acumulados durante la Segunda Guerra Mundial era muy fuerte, su salud comenzó a deteriorarse en los años 50. Un plan para derrocarle fue descubierto y ordenó el inicio de una nueva purga. Esta no llegó a ejecutarse debido a que murió antes de que se produjera, el 5 de Marzo de 1953.

Dejó un legado de terror y muerte a sus espaldas para conseguir convertir a Rusia en la segunda superpotencia del mundo.