Fin de la Segunda Guerra Mundial

Batalla de Berlín Segunda Guerra MundialTras el verano de 1944, la coalición de fuerzas Aliadas había tomado ventaja sobre las potencias del Eje en todos los frentes. Por tierra, la URSS avanzaba hacia Berlín desde el este y tras el Desembarco de Normandía y la victoria en la batalla de las Ardenas, EEUU y Reino Unido atacaban Alemania en el frente Occidental. La batalla naval tanto en Mediterráneo como en el Pacífico estaba dominada por Reino Unido y Estados Unidos respectivamente.

Esta situación supuso un cambio en la estrategia de las potencias del Eje que comenzaron a plantear batallas de desgaste, defensivas y de resistencia. De este modo dificultaban enormemente el avance de las tropas aliadas tanto en Europa como en el Pacífico. Sin embargo, el destino de la guerra estaba claro, la victoria aliada era inevitable el final de la Segunda Guerra Mundial estaba próximo. Alemania se rindió el 8 de Mayo de 1945.

Reconquista de Europa Central

Tras el desembarco de Normandía y las derrotas alemanas en las batallas de Stalingrado, Alamein y las Ardenas, las tropas aliadas dominaban el combate en Europa. Este hecho junto con la conquista de Italia y la pérdida del dominio en el Mediterráneo propició que las tropas alemanas tuvieran frentes de combate abiertos prácticamente a lo largo de toda su frontera.

Atacados por EEUU y Reino Unido desde el Este y por la Unión Soviética desde el Oeste. A pesar de que los generales alemanes le recomendaron retirar las tropas del frente y reorganizarse, la orden de Hitler consistió en realizar una retirada progresiva y combativa hacia el interior de Alemania. Esta decisión fue beneficiosa para los aliados que poco a poco iban avanzando hacia Berlín.

Los ejércitos alemanes se iban rindiendo separadamente uno a uno ante la imposibilidad de vencer a las numéricamente superiores y mejor aprovisionadas tropas aliadas. En el frente Oriental, el Ejército Rojo se unía a las facciones resistivas antinazis de los países bálticos e iba liberando una a una las ciudades, desde Yugoslavia hasta Austria.

Operación Vístula Óder

La Operación Vístula-Óder llevada a caba por los comandantes rusos, fue una de las operaciones estratégicas más exitosas del Ejército Rojo contra la Wehrmacht. Tuvo lugar en Enero de 1945, los soldados rusos avanzaron por Polonia hasta situarse a 70 km de la capital de Alemania. Por su parte, EEUU y Reino Unido llevaron a cabo la Operación Plunder en el frente Occidental. Liderada por Bernard Montgomery, supuso el cruce de las tropas aliadas del río Rin y la derrota de un total de 500.000 soldados alemanes.

El 25 de Abril se produjo el primer contacto entre tropas rusas y estadounidenses y dos días más tarde Mussolini fue capturado, la República Social Italiana había caído. Italia se rindió incondicionalmente el 29 de Abril en la denominada Rendición de Caserta, no quedaban apoyos para Alemania en Europa.

Batalla en Berlín

El cerco sobre la capital del Tercer Reich era cada vez más pequeño, Hitler estaba rodeado. El 20 de Abril de 1945 da comienzo la última gran batalla de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Tras la Operación Vístula-Óder iniciada en Enero, el Ejército Rojo se había situado a 60 kilómetros de Berlín tras el río Óder.

La defensa de la ciudad se le encargó al general Gotthard Heinrici que anticipó el ataque soviético desde el Óder. Los ejércitos de la URSS se dividieron en tres bloques que atacaron desde tres posiciones diferentes, este, norte y sur dirigidos por los brillantes comandantes Gueorgui Zhúkov e Ivan Konev.

La barrera de defensa alemana estaba formada por una amalgama de soldados provenientes de diferentes divisiones de la Wehrmacht, las SS y voluntarios extranjeros y de las Juventudes Hitlerianas. Se trataba de un grupo mal entrenado, equipado y desordenado que no pudieron vencer a las eficaces tropas soviéticas que avanzaron rápidamente por las calles de Berlín hasta llegar al centro de la ciudad.

Bandera sovietica en Berlín

Los últimos defensores de la ciudad se rindieron el 2 de Mayo de 1945 una vez conocido el suicidio de Hitler junto a Goebbels en el Führerbunker de Berlín. Finalmente el 7 de este mes, el general Alfred Jodl por aquel entonces Jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas alemanas firmó en la ciudad francesa de Reims la rendición incondicional de todas las fuerzas alemanas ante a los aliados, en lo que se conoce como Capitulación de Reims. Las tropas depusieron las armas en todos los frentes de batalla el 8 de Mayo de 1945 a las 23:01.

Fin de la Guerra en el Pacífico

La situación en el frente Pacífico de la guerra no era mejor que en Europa para las potencias del Eje. Japón se veía superada por la superioridad numérica y armamentística de Estados Unidos. Tras la batalla del Golfo de Leyte, la armada japonesa había sufrido daños irreparables y el Alto Mando del Imperio ordenó a sus tropas resistir hasta las últimas consecuencias, sin ceder un metro de terreno a los enemigos americanos.

La batalla en el Pacífico se volvió tremendamente sangrienta y costosa para los Estados Unidos que lejos de retirarse decidieron asestar un golpe definitivo sobre Japón lanzando las bombas atómicas Little Boy y Fat Man sobre Hiroshima y Nagasaki. Seis días después de la caída de Fat Man sobre Nagasaki, el 15 de Agosto de 1945, el Imperio del Japón anunció su rendición incondicional ante los Aliados.

La rendición se hizo formal el 2 de Septiembre de 1945 cuando Hirohito firmó el acta de rendición. Es por lo tanto esta fecha la que se toma como la que marca el final de la Segunda Guerra Mundial que duró un total de 6 años.

Fin de la Segunda Guerra Mundial