Campos de concentración nazis

Campos de concentración

El colonialismo imperial de los siglos XIX y XX que las potencias europeas ejercían sobretodo en África y Asia, dio lugar al internamiento cada vez más común de civiles por parte de países como Reino Unido, Francia, Italia o Alemania. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, el Tercer Reich Alemán de la mano de Adolf Hitler comenzó a transportar el concepto de campo de concentración a Europa.

Sin embargo el Führer alemán no se quedaría en eso, convirtió los campos de concentración en centros de trabajo y explotación. Los presos de estas instituciones eran en su mayoría judíos a los que el régimen nazi se encargó de perseguir. Con el tiempo y la adopción de lo que los líderes alemanes denominaron “Solución Final” (programa de aniquilación judía) se comenzaron a crear campos de exterminio en los que se producía el genocidio sistemático de civiles de raza judía, en lo que se denominó Holocausto.

El concepto de campo de exterminio fue exportado a la URSS de la mano de Stalin que recluía y explotaba en estos centros penitenciarios denominados Gulags a opositores políticos, homosexuales y enemigos de la Unión Soviética.

Campos de concentración nazis

Con la llegada al poder del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán en Enero de 1933 de la mano de Adolf Hitler, se construyeron en Alemania los primeros campos de concentración. Se trataba de una serie de instalaciones diseñadas para encarcelar a los enemigos del Estado Alemán. La mayor parte de prisioneros en los primeros campos de concentración eran comunistas o izquierdistas alemanes, gitanos y personas acusadas de un comportamiento impropio.

Uno de los primeros campos de concentración creados fue el de Dachau, que mantendría su actividad durante 12 años, desde 1933 hasta 1945. Con el comienzo de la política expansionista nazi dio comienzo también la persecución a los judíos que comenzaron a llenar los campos de de concentración donde se les forzaba a trabajar hasta la extenuación. En la entrada de todos los campos de concentración había una inscripción que decía “Arbeit Macht Frei” que significa “el trabajo os hará libres”.

El trabajo os hará libres Auschwitz

Los campos de concentración y de trabajo alemanes estaban controlados por secciones especiales de las SS llamadas Totenkopfverbände o Unidades de la calavera, que competían en crueldad entre ellas. Para 1939 ya había 6 campos de trabajo principales; Dachau, Sachsenhausen, Buchenwald, Flossenbuerg, Mauthausen y Ravensbrueck. Ese año se construyó en Polonia el campo de concentración de Auschwitz, que fue el más grande creado por el régimen nacionalsocialista Alemán dividido en 3 campos de trabajo, uno de los cuales (Auschwitz-Birkenau) funcionó como campo de exterminio de judíos.

Holocausto judío – Campos de exterminio

El régimen nazi liderado por Hitler se caracterizaba por un profundo antisemitismo que se tradujo con el comienzo de la guerra en la persecución y genocidio sistemático de este grupo étnico. La lucha alemana contra el pueblo judío comenzó con el encarcelamiento de grandes masas de civiles judíos en guetos o su deportación a campos de concentración. Sin embargo, los alemanes fueron un paso más allá en la lucha contra el pueblo judío y llevó a cabo lo que se denominó Solución Final que consistía en exterminar esta raza en lo que se conoce como Holocausto.

Para llevar a cabo su plan, acondicionaron los campos de concentración para convertirlos en centros de exterminio y además construyeron instituciones dedicadas única y exclusivamente al asesinato en masa de judíos, los denominados campos de exterminio. El primero de ellos fue creado en 1941 en Chelmno, Polonia. La matanza se realizaba bien por medio de ejecuciones con armas de fuego, o bien empleando las denominadas cámaras de gas, los cuerpos inertes de los asesinados se acumulaban posteriormente en fosas comunes.

Holocausto Judío

En Birkenau, el campo de exterminio de mayores dimensiones con un total de 4 cámaras de gas, se llegó a matar hasta 8.000 judíos diarios. El número total de judíos que perecieron en los campos de exterminio asciende a más de 3 millones, mientras que el total de judíos asesinados durante la guerra es superior a 6 millones.

Gulags – Campos de trabajo rusos

Gulag es el nombre con el que se hace referencia a los campos de trabajos forzados que operaron en Rusia desde 1930 hasta 1960. Se trataba de centros donde se encarcelaba y obligaba a trabajar a criminales de todo tipo, desde prisioneros políticos hasta prisioneros de guerra.

Aunque los campos de concentración ya existían en la URSS, el nombre de Gulag se le dió en 1930 fecha a partir de la cual comenzó un terrible incremento del número de reclusos. Este crecimiento sufrido durante los primeros años de la década de los 30 coincide con una rápida industrialización de la Unión Soviética. Los prisioneros eran obligados a trabajar en la explotación de recursos naturales y en la construcción de enormes instalaciones industriales.

Prisioneros Gulag trabajando

Durante la Segunda Guerra Mundial, miles de los reclusos fueron alistados en el Ejército Rojo y enviados a la primera línea del frente de batalla en lo que se conocía como batallones de presos. Una vez finalizada la contienda la población de los Gulags volvió a incrementarse debido a los miles y miles de prisioneros de guerra.