Bombas y cohetes de la Segunda Guerra Mundial

Bomba atómica sobre Hiroshima

La infantería y los carros de combate son útiles para romper las líneas enemigas, avanzar en el frente y tomar ciudades, pero cuando el objetivo es destruir determinados puntos estratégicos fuera del alcance de las tropas terrestres se emplean cohetes o bombas lanzadas desde el aire.

Los cohetes y bombas empleados durante la Segunda Guerra Mundial, causaron conmoción en los países bombardeados puesto que suponía la parcial, sino completa, destrucción de las ciudades y poblados donde caía y la muerte de miles de personas, tanto militares como civiles. En este artículo vamos a presentar algunas de las que infundieron más terror durante la Segunda Guerra Mundial.

Proyecto Manhattan – Desarrollo de la bomba atómica

Hacia la primera mitad del siglo XX ya se sabía que existía la posibilidad de separar el núcleo de los átomos en un proceso denominado fisión, que libera una gran cantidad de energía que se puede emplear con fines bélicos en una bomba atómica. Con el comienzo de la guerra y la entrada en la contienda de EEUU, numerosos científicos de renombre, entre ellos Albert Einstein, recomendaron al presidente Franklin D. Roosevelt que realizara estudios sobre el desarrollo de bombas atómicas, puesto que los alemanes estaban haciendo lo propio.

Así pues el presidente de los EEUU mandó formar en octubre de 1941 un grupo de científicos nucleares que se encargarían de desarrollar la primera bomba atómica, lo que se denominó Proyecto Manhattan. Este grupo estaba formado por numerosos científicos judíos exiliados además de otras grandes mentes pensantes de distintas nacionalidades. Entre los nombres a destacar se puede citar al jefe de la investigación Julius Robert Oppenheimer, Niels Böhr o Enrico Fermi.

El Proyecto Manhattan culminó con el desarrollo de la primera bomba atómica testada en el desierto de Alamogordo en Nuevo Méjico en lo que se denominó Trinity. La bomba de tipo A de Plutonio fue lanzada el 16 de Julio de 1945. Con el éxito de las pruebas se desarrollaron las bombas definitivas que se lanzarían sobre Hiroshima y Nagasaki.

El principal problema al que se enfrentaron los científicos para el desarrollo de los proyectiles es encontrar la suficiente cantidad de material fisible para el desarrollo de una potente arma nuclear. Este problema dio lugar al desarrollo de dos tipologías de bomba distintas según si el material fisible era Uranio o Plutonio.

Bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki

En 1945, la guerra en el Pacífico entre EEUU y el Imperio del Japón parecía decantada hacia los primeros, sin embargo los comandantes japoneses ordenaron defender hasta la última consecuencia los territorios e islas en poder nipón. Esta estrategia resistiva desgastaba tanto a las tropas japonesas como a las americanas que sufrían por conquistar cada isla.

Little Boy

Con el objetivo de poner fin a esta ardua contienda, Harry S. Truman, sucesor en la presidencia de Roosevelt ordenó el bombardeo del archipiélago de Japón. Así una vez conquistada Iwo Jima, Tokyo y las principales ciudades niponas pudieron ser bombardeadas por medio de los B-29 norteamericanos. En verano de 1945, el presidente de los EEUU permitió el ataque sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki con dos bombas atómicas, Little Boy y Fat Man. Este sería el primer y único ataque nuclear de la historia, supuso la rendición incondicional del Imperio del Japón.

  • Little Boy – Bomba atómica de Uranio

Little Boy es el nombre que se le dió a la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima el 6 de Agosto de 1945. Se trata de una bomba de isótopos de Uranio U-235, obtenidos a partir del isótopo U-238 y mucho más inestables que este. La potencia de Little Boy era de 16 kilotones que equivale a 16.000 toneladas de TNT. La explosión de la bomba sobre la ciudad de Hiroshima causó la muerte de un total de 140.000.

  • Fat Man – Bomba atómica de Plutonio

Lanzada el 9 de Agosto sobre la localidad japonesa de Nagasaki. Fat Man era una bomba similar a la Trinity en lo que respecta al método de explosión y al material fisible que empleaba, el Plutonio. Tenía una potencia de 21 kilotones, sin embargo aun siendo de potencia superior a Little Boy, produjo menores daños debido a la topografía de Nagasaki. Murieron más de 65.000 personas por la explosión o por motivos de envenenamiento radioactivo.

Bomba atómica sobre Nagasaki

Cohete V-2

Aunque Alemania jamás logró construir una bomba atómica, si que llevó a cabo el desarrollo del cohete V-2 que supondría un paso de gigante en la industria armamentística mundial. Un grupo de científicos alemanes liderados por Wernher von Braun comenzaron en 1940 el desarrollo del primer misil balístico de largo alcance capaz de realizar un vuelo suborbital de la historia. El V-2, proveniente de un misil de tipo crucero de largo alcance denominado V-1, se introdució en la guerra en Septiembre de 1944 y aunque se llegaron a lanzar un total de 3.000 unidades, su tardía aparición no permitió a la Wehrmacht recuperar los territorios perdidos.

Este misil alemán sirvió como base para el desarrollo de los actuales misiles balísticos orbitales puesto que aunque los alemanes trataron de quemar toda la información sobre sus proyectos militares, la URSS consiguió hacerse con los planos y explicaciones del V-2.

Misil balistico V2 alemán

Katyusha

El BM-13 fue un lanzacohetes múltiple de la Unión Soviética, recibió el apodo de Katyusha, debido al potente silbido que emite cuando se disparan los cohetes, similar a una canción del mismo nombre de la Segunda Guerra Mundial.

Esta poderosa arma permitió a las tropas de Stalin enviar numerosos proyectiles desde grandes distancias al frente enemigo provocando enormes daños en las líneas alemanas. Se montaban sobre camiones que permitían una gran movilidad y cargaban un total de 16 misiles, aunque la precisión no era su fuerte, se produjeron en masa durante la guerra debido a su sencillez y bajo coste. Fueron claves en el devenir de la contienda en el frente Oriental, principalmente durante la batalla de Stalingrado.

Lanzacohetes multiple Katyusha BM-13