Batalla de Stalingrado

Batalla de Stalingrado

La batalla que tuvo lugar en la ciudad de Stalingrado, actual Volgogrado, entre el 23 de Agosto de 1942 y el 2 de Febrero de 1943, es sin duda una de los enfrentamientos más sangrientos de la historia de la humanidad. Enfrentó a la Wehrmacht alemana y sus aliados con el Ejército Rojo de la Unión Soviética, que finalmente resultaría vencedor en esta contienda.

Operación Barbarroja – Invasión de Rusia

Adolf Hitler consideraba la Unión Soviética como un gigante con pies de barro, no tenía mucho aprecio por el pueblo eslavo ni su dirigente Iósif Stalin. En Junio de 1941 el dictador alemán decide romper el Pacto de Paz que tenía con la Unión Soviética. Con él Stalin pretendía ganar tiempo para preparar su ejército que había quedado decapitado de altos mandos debido a la purga de 1936 y 1937.

Operación Barbarroja - Invasión de Rusia

La operación Barbarroja es el nombre que se le dio a la invasión alemana de las tierras rusas. El Führer pretendía aniquilar las fuerzas soviéticas en pocos meses y apoderarse de Rusia con la misma facilidad que lo hizo de Polonia, gracias al potencial de su ejército y la estrategia de guerra relámpago.

La operación Barbarroja movió a más de 3 millones de personas que conformaban un ejército mezclado de soldados alemanes muy bien equipados y combatientes italianos, rumanos y húngaros menos preparados y concienciados. La invasión cogió por sorpresa a Stalin que no hizo caso de los avisos de sus espías y de los consejos del propio Winston Churchill. Este hecho propició que el avance alemán fuera notable en los primeros compases de la invasión llegando a estar la Wehrmacht a 40 km. de la capital Moscú.

La irrupción del ejército alemán en el territorio Ruso fue tan repentino como cruel, asesinaron civiles y destruyeron ciudades sin contemplaciones. Sin embargo, aunque llegaron muy cerca de Moscú, jamás pudieron conquistarla. La llegada del invierno y el gran número de pérdidas humanas obligaron a Hitler a cambiar su objetivo hacia la conquista del Cáucaso para hacerse con el control de las reservas de petróleo rusas, lo que se conoció como Operación Azul. En lugar de dirigir todo su poder hacia el Cáucaso, Hitler se obsesionó con hacerse con el control  de la ciudad que llevaba el nombre de su oponente, Stalingrado.

Asalto a Stalingrado – Guerra en las calles

La ciudad de Stalingrado era uno de los núcleos de la industria soviética, en ella existían fábricas de camiones, cañones y tractores y además estaba muy bien comunicada por ferrocarril y el río Volga. Era sin duda una ciudad importante pero no crucial de cara a los intereses caucásicos de Hitler. Fue su afán por destruir y capturar la ciudad de Stalin la que le llevó a perder a la mayor parte de sus tropas en Rusia.

Asalto a Stalingrado - Guerra en las calles

Hitler puso al frente de la operación a uno de los generales más respetados, Friederich Von Paulus que comandó el conglomerado de tropas alemanas, italianas, húngaras y rumanas hacia la conquista de Stalingrado.

Los primeros compases de la batalla en la ciudad fueron dominados por el Ejército Alemán que primero bombardeó la ciudad y posteriormente conquistó por tierra hasta un 80% de la misma. La batalla en las calles se volvió muy sangrienta, se combatía por el control de cada casa, la estrategia de guerra relámpago no tenía efectividad en ese momento.

Los soldados soviéticos se dividían en dos grupos. Grupos de infantería que eran mandados en oleada contra las tropas bien posicionadas alemanas que los masacraban sin mayores problemas. Y grupos de francotiradores expertos como Vasili Zaitsev, (héroe soviético) que se ocultaban entre las casas y ruinas de la ciudad y mataban a los soldados alemanes. Este último grupo minaba mucho la moral de los combatientes de las potencias del eje.

Operación Urano – Reacción Rusa

Cuando apenas quedaba el 20% de la ciudad por conquistar, y se luchaba por el principal muelle de la ciudad, la contienda dio un vuelco a favor de los soviéticos que comenzaron a ganar terreno. Comenzó la operación Urano, una contraofensiva rusa que puso en marcha a más de 1.700.000 soldados que atacaron los flancos más débiles del bando alemán.

Operación Urano - Reacción Rusa

Los soviéticos centraron sus ataques en las unidades menos preparadas y más desmoralizadas de sus oponentes. Las divisiones formadas por soldados italianos, húngaros y rumanos que cubrían los flancos, fueron fácilmente vencidas quedando el general Von Paulus y sus 250.000 soldados aislados en la ciudad de Stalingrado sin suministros.

Desoyendo las indicaciones de Hitler, el general Von Paulus con un ejército cansado, enfermo, muy inferior en número y sitiado por el Ejército Rojo, se rindió el 31 de Enero de 1943. Esta batalla supuso junto con la derrota en Normandía el principio del fin de la Alemania nazi.

Números de la batalla de Stalingrado

Fuerzas alemanas

  • 3.700.000 soldados
  • 3.350 tanques
  • 4.400 aviones

Ejército Rojo

  • 5.500.000 hombres
  • 15.000 tanques
  • 12.000 aviones

Muertos en la batalla de Stalingrado

  • Alemania: 210.000
  • Unión Soviética: 3.140.000