Batalla de Iwo Jima

La batalla de Iwo Jima

El ataque sobre la base naval de Pearl Harbor el 7 de Diciembre de 1941 supuso la declaración de la guerra por parte de EEUU al Imperio del Japón. Entre ellos se libraría la Guerra del Pacífico por el control de numerosas islas de este océano.

Tras el daño infligido en el ataque a la bahía de Pearl Harbor, la flota japonesa no había hecho más que disminuir debido a los ataques americanos. La situación se volvió crítica para Japón en octubre de 1944 cuando tras la batalla del Golfo de Leyte, prácticamente la totalidad de buques y navíos nipones había quedado inutilizado incluso los de abastecimiento.

Llegados a este punto, la única alternativa y posible estrategia de Japón era la de resistir. Es precisamente la que aplicaron, una estrategia resistiva y combatiente que hiciera muy difícil la conquista de cada palmo de territorio japonés a los estadounidenses. Esta decisión se tomó con la esperanza de que EEUU propusiera la rendición a Japón debido a la dificultad de avanzar y conquistar las islas del archipiélago.

La conquista de estas islas fue efectivamente difícil, claro ejemplo de ello es Iwo Jima. Lamentablemente la estrategia resistiva de los japoneses no hizo sino propiciar el lanzamiento de las bombas atómicas sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

Importancia de Iwo Jima

Para 1944, la marina de los Estados Unidos había sido capaz de conquistar las islas Marianas, situadas a 2.500 km de Tokyo. Desde las Marianas se enviaban bombarderos B-29 cuyo rango les permitía atacar Tokyo. En el trayecto hacia la capital nipona, las aeronaves pasaban por la isla de Iwo Jima.

En esta isla había dos aeródromos (con un tercero en construcción) y un efectivo radar que detectaba los bombarderos americanos. Los B-29 que se dirigían a Tokyo viajaban sin protección de los cazas P-51 Mustang que aunque muy versátiles y maniobrables no tenían rango suficiente como para llegar a Tokyo. Estos hechos propiciaron el ataque habitual de los bombarderos por parte de las aeronaves situadas en Iwo Jima.

La batalla de Iwo Jima - Operación Detatchment

Así pues, la conquista de Iwo Jima tenía doble interés. El principal objetivo era territorial, puesto que Iwo Jima se encontraba a medio camino entre Tokyo y las Marianas, hacerse con el control de la isla permitiría poder emplear los P-51 para proteger los B-29 en sus ataques a la capital del Imperio. Por otro lado, al hacerse con Iwo Jima se evitaba el continuo ataque de las aeronaves a su paso por la isla.

Estrategia de Japón y la Operación Detatchment

Las situaciones en la Guerra del Pacífico de Estados Unidos y Japón eran en 1944 muy diferentes. Mientras que EEUU tenía infinidad de recursos, el Imperio del Japón comenzaba a sufrir una falta de suministros debido a que los primeros habían destruido la mayoría de los navíos incluidos los de transporte y abastecimiento.

Cada situación da lugar a una estrategia. Los japoneses optaron por llevar a cabo en Iwo Jima la estrategia resistiva que adoptaron tras la Batalla del Golfo de Leyte, para ello desembarcaron un total de 21.000 soldados en la isla y construyeron fortificaciones defensivas incluyendo búnkeres subterráneos que causarían temor en las tropas americanas.

Los estadounidenses con su abundancia de recursos optaron por una táctica de sitiar o aislar Iwo Jima, no en vano el nombre en clave de la operación era “Detatchment” que en español significa aislamiento.

Desarrollo del conflicto

El 19 de Febrero de 1945 tras varios días de bombardeos previos, da comienzo la operación Detatchment. Las tropas de asalto americanas desembarcaron en la playa de Red Beach, pero para su sorpresa no encontraron resistencia en esta operación.

Llegada de las tropas americanas a la isla

Los soldados japoneses estaban situados en el interior de la isla, esperando el momento adecuado para dar la bienvenida a las tropas enemigas. Cuando los cientos de carros de combate y marines estaban atascados en el proceso de desembarco, las tropas niponas atacaron causando un enorme daño material y matando a numerosos soldados americanos que no esperaban el ataque.

Tras este recibimiento, la marina envió refuerzos y dio comienzo una batalla intensa por cada rincón y colina de la isla. Los soldados nipones fieles a las indicaciones de sus líderes resistían hasta la muerte con tal de impedir el avance de los estadounidenses, atacando desde sus búnkeres subterráneos causando bajas y desmoralización en el ejército americano.

La batalla tomó un alto nivel de desgaste sobre todo para las tropas japonesas escasamente abastecidas, todo lo contrario que las estadounidenses. Este hecho dio finalmente la victoria a Estados Unidos en una de las más sufridas y sangrientas batallas de la Segunda Guerra Mundial.

Alzado de la bandera en Iwo Jima

Una vez tomada la isla, los soldados americanos clavaron sobre una de sus cimas la bandera americana, la escena fue captada por el reportero Joe Rusenthal y fue merecedora del premio Pulitzer de fotografía. La instantánea es una de las más conocidas de la Guerra del Pacífico y fue empleada como publicidad motivadora por parte del gobierno de los Estados Unidos.

Alzado de la bandera en Iwo Jima

Números de la batalla de Iwo – Jima

Fuerzas de EEUU:

  • 70.000 infantes de marina

Fuerzas del Imperio del Japón

  • 21.000 soldados

Muertos en la batalla de Iwo Jima

  • EEUU: 5.600
  • Japón: 20.703