Barcos de la Segunda Guerra Mundial

Acorazado Clase Bismarck alemán

Desde la creación de los primeros barcos de madera, dominar los océanos y mares ha sido crucial para el desarrollo de un país dado que permite establecer rutas de comercio rápidas entre sus distintos territorios y con países lejanos. De entre todos los países europeos, fue España primero y luego Reino Unido a partir de 1500 la principal potencia naval.

Al principio de la Segunda Guerra Mundial, Inglaterra dominaba las aguas del Atlántico y del Mar del Norte lo que permitía disponer de rutas comerciales y de abastecimiento con EEUU. Sin embargo, Alemania no estaba dispuesta a permitir esa supremacía marítima de su principal rival de modo que comenzó una carrera armamentística naval por desarrollar los barcos más grandes y potentes. En esta competición también entraron EEUU y Japón.

A mediados del siglo XX, los acorazados y los portaaviones eran el orgullo de toda armada. Además de estos, las grandes potencias marítimas disponían de destructores para el ataque de zonas costeras y la guerra naval. A continuación se presentan algunos de los barcos más impresionantes de la Segunda Guerra Mundial.

Acorazados clase Bismarck – Alemania

Bismarck y Tirpitz son los dos buques de guerra de la clase Bismarck que se construyeron para la Kriegsmarine alemana como resultado del Plan Z. Con este plan, Hitler pretendía lograr la supremacía marítima sobre Reino Unido tanto en el Mar del Norte como en el Atlántico y el Mediterráneo, por ello mandó construir los acorazados más potentes y grandes de la historia.

Botados y puestos en servicio en 1940 el Bismarck y el Tirpitz causaron un enorme temor en sus adversarios ingleses que jamás habían contemplado una obra ingenieril de tal magnitud. El Bismarck fue el acorazado más grande y veloz y aunque no disponía de los cañones más grandes, estos sí eran los más modernos, así en el momento de su entrada en servicio, el Bismarck era muy superior en todos los aspectos a cualquier otro buque de guerra en el mundo.

Acorazado Bismarck

El Acorazado Bismarck participó en la Batalla del Estrecho de Dinamarca en la que fue capaz de someter al HMS Hood y el HMS Prince of Wales británicos destruyendo el primero y dejando muy debilitado el segundo. Con esto, comenzó la búsqueda incesante del Bismarck por parte de la Royal Navy que desplegó decenas de barcos. Sin embargo no sería un buque el que asestara un golpe demoledor al Bismarck sino un avión torpedero que fue capaz de destruir el timón del acorazado germano lo que le dejó con imposibilidad de maniobrar, en esta situación los acorazados británicos atacaron al Bismarck y finalmente fueron capaces de hundirlo.

Características

  • Desplazamiento: 50.000 toneladas
  • Dotación: 2.100 hombres
  • Eslora: 250 m.
  • Manga: 36 m.
  • Calado: 10.2 m.
  • Velocidad: 30.1 nudos
  • Potencia: 150.170 CV

Acorazados clase King George V – Inglaterra

Reino Unido tiene el privilegio de haber desarrollado el primer acorazado moderno de la historia, denominado Dreadnought a partir de este modelo, comenzaron a desarrollar buques de guerra cada vez más modernos hasta culminar con el clase King George V de la que entraron 5 en servicio.

Los King George V estaban diseñados para entrar en combate con otros buques de guerra, sustituyendo en cierto modo a los destructores. Fueron diseñados en un periodo en el que los acorazados dejaban de ser el centro de operaciones dado que los portaaviones comenzaban a cobrar mucha importancia. El primero de los acorazados de esta clase entró en servicio en 1939. El Prince of Wales fue un acorazado de esta clase que tuvo el orgullo de combatir en la Batalla del Estrecho de Dinamarca contra el todopoderoso Bismarck y salir vivo para contarlo.

Acorazado Prince of Wales de la clase King George V

Características

  • Desplazamiento: 42.000 toneladas
  • Eslora: 227 m.
  • Manga: 31.4 m.
  • Calado: 10.5 m.
  • Velocidad: 28 nudos
  • Potencia: 125.000 CV

Portaaviones clase Essex – EEUU

A finales de la primera mitad del siglo XX, con la aparición y desarrollo de los aviones de combate, el diseño de buques de guerra tomó un enfoque diferente. Se trató de construir pistas de despegue y aterrizaje que permitieran disponer de protección aérea a las flotas alejadas de los aeropuertos en tierra y de capacidad de ataque aéreo en tierras lejanas.

Portaaviones clase Essex

Así pues los portaaviones se convertían en el centro de operaciones navales donde se aglutinaban maniobras aéreas y marítimas. La clase de portaaviones más destacada de la Segunda Guerra Mundial fue la clase Essex estadounidense de la que se construyeron un total de 24 naves desde 1940 hasta 1944.

Fue la clase de portaaviones más producida de la Segunda Guerra Mundial, capaz de transportar un total de 90 aeronaves entre cazas, bombarderos y torpederos. Tuvo un papel importante durante la Guerra del Pacífico durante la cual la Armada Imperial Japonesa no logró hundir ninguno.

Características

  • Desplazamiento: 27.200 toneladas
  • Dotación: 2.600 hombres
  • Aeronaves: 90
  • Eslora: 266 m.
  • Manga: 28 m.
  • Calado: 7 m.
  • Velocidad: 33 nudos

Acorazados clase Yamato – Imperio del Japón

El orgullo de la Armada Imperial Japonesa son los acorazados de la clase Yamato, los más pesados y más poderosamente armados construidos hasta la fecha. Se fabricaron 2, el Yamato y el Musashi, ninguno logró sobrevivir a la Guerra del Pacífico.

El Yamato fue diseñado para convertirse en el buque insignia de la armada y hacer frente con su elevada potencia de fuego a la numéricamente superior US Navy. Además de combatir con otros acorazados en el agua, alternaba ataques a tierra con sus numerosos cañones. Cuando la Guerra del Pacífico se volvió en contra del Imperio del Japón, al Yamato se le encomendó defender la isla de Okinawa tratando de combatir hasta las últimas consecuencias. Finalmente fue hundido el 7 de Abril de 1945 debido al ataque de un portaaviones americano de la clase Essex.

Acorazado Yamato

Características

  • Desplazamiento: 72.800 toneladas
  • Eslora: 256 m.
  • Manga: 38.9 m.
  • Calado: 11 m.
  • Velocidad: 27 nudos
  • Potencia: 150.000 CV

Acorazados clase Iowa – EEUU

Los clase Iowa son considerados por Discovery Channel como uno de los diez buques de guerra más temibles de la historia. Se introdujeron en 1939 cumpliendo una doble función, la de convertirse en el buque insignia o capital y la de proteger a los portaaviones americanos. A la postre, esta sería su principal misión.

Participó intensamente primero en la Guerra del Pacífico y posteriormente en las distintas campañas militares de los Estados Unidos durante el siglo XX. Se construyeron un total de 6 naves.

Acorazado Iowa

Características

  • Desplazamiento: 58.000 toneladas
  • Dotación: 1.859 hombres
  • Eslora: 270.43 m.
  • Manga: 32.98 m.
  • Calado: 11.6 m.
  • Velocidad: 31 nudos
  • Potencia: 212.000 CV